sábado, 22 de mayo de 2010

LA PAGINA EN BLANCO


Que sensación extraña es tener una página en blanco delante de uno, sin saber que es cribir y teniendo miles de ideas que todavía no toman forma, ver pasar las horas o quizá los dias y luego de forma aún no entendida del todo por mi, mi mano comienza a formar historias fruto de la observación y también de mi vida que cuando están terminadas,emocionarán a algunos, harán pensar a otros y arrancarán también una sonrisa porque no. Pero... se habrán puesto a pensar ¿que siente una persona que escribe cuando expone ante los demás su obra?. Seguramente, no...y si se lo preguntaran no acertarían con la respuesta, porque ésta sensación se llama SOLEDAD, si, SOLEDAD, ese hijo que hemos creado y dado forma finalmente está dando sus primeros pasos y se larga a vivir sólo, expuesto a ser mal interpretado o lo que es peor, ignorado,ese hijo, ya no es más nuestro, ya es de todos, por eso es que deseamos fervientemente, que aquellos que los tengan en sus manos, los cuiden, acaricien y comprendan, porque está hecho con amor y es auténtico.
Muchos de los que escribimos tenemos una gran conversación con nuestras emociones, somos tímidos, parecemos iracundos, pero solamente es una coraza para que no se descubra lo vulnerables que somos, eso se lo dejamos a nuestros personajes, porque a través de ellos solamente podemos dar rienda suelta a nuestros sentimientos y ser al mismo tiempos reyes, mendigos, amantes, héroes.
En mis narraciones hablo del amor,ayudada por esas musas que a veces me visitan, esperando que el lector saque algo positivo y los acompañe en la soledad, con ésto mi tarea estará cumplida.
En mis escritos, mi dirijo a vos, que en este momento decidiste leerme, espero que seamos desde ahora DEFINITIVAMENTE AMIGOS, así nunca tendré UNA PAGINA EN BLANCO.