domingo, 26 de septiembre de 2010

PARA SUPERARSE




Saboreo cada acto.

Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba.

Menos mal que a pesar de mi esforzada buena educación siempre había alguien difamándome.

¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario!

¡Desde entonce me atreví a ser como soy!
Chamalú - Indio Quechua